Transformación Digital en el Sector SOFOM, México

Compartir

La pandemia aceleró la digitalización de procesos en muchas industrias y el sistema financiero mexicano fue uno de ellos. Esta digitalización unida a una banca fuerte y rentable que financia principalmente a grandes empresas y al gobierno, ha representado una oportunidad para que las necesidades de crédito de Pymes, micro Pymes y de emprendedores sea atendido por las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOM).

¿Qué es una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (SOFOM)?

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), las Sofomes son sociedades anónimas que cuentan con un registro vigente ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), y cuyo objeto social principal es la realización habitual y profesional de una o más de las actividades de otorgamiento de crédito, arrendamiento financiero, o factoraje financiero. Las Sofomes otorgan y realizan, mediante la obtención de recursos a través de fondos en emisiones públicas de deuda e instituciones financieras, créditos a los públicos de diferentes sectores, operaciones de factoraje y arrendamiento financiero, pero, a diferencia de un banco, no pueden obtener sus recursos del público en general; es decir, no tienen permitido abrir cuentas de ahorro. Las Sofomes son entidades financieras que pueden ser “reguladas” o “no reguladas”.

Las Sofomes que están reguladas por la CNBV tienen la abreviatura ER (Entidad Regulada) y se distinguen por conservar vínculos patrimoniales con Sociedades Controladoras de Grupos Financieros o instituciones de crédito, entre otras consideraciones. Una SOFOM no regulada (Entidad No Regulada, ENR) es aquella cuyo capital no forma parte de las Sociedades Controladoras de Grupos Financieros que forman parte de Instituciones de crédito.

El propósito de las Sofomes

Las Sofomes cumplen un papel vital en los esfuerzos de inclusión financiera del país. Según el Banco de México, actualmente cerca del 60% de las empresas obtienen su primera línea de crédito a través de una SOFOM. Esto evidencia su solidez, consolidación, así como la importancia de digitalizar este sector.

Los retos de las SOFOMES

Uno de los mayores retos que enfrentan las empresas en su camino hacia la digitalización son los problemas de calidad de datos. Según, un estudio publicado por IDC en el 2019 “End-User Survey Results: Deployment and Data Intelligence in 2019”, el 60% de las organizaciones, tienen problemas de calidad de datos, y a pesar del escenario alentador para el sector de las Sofomes, también presentan este tipo de problemas y prevalecen otros grandes retos tales como:

  1. Fortalecer su fuentes de fondeo.
  2. Crecer agresivamente su cartera de clientes para aumentar su probabilidad de acceso a las fuentes de fondeo y mejorar su posición competitiva frente a las más de 1500 Sofomes ENR y ER reguladas en el país.
  3. Seguir asegurando mecanismos de prevención de lavado de dinero (LPD) y financiamiento de terrorismo.
  4. Atacar situaciones de fraude y suplantación de identidad.
  5. El manejo adecuado de todo el ciclo de vida de los datos (integración, seguridad, calidad, gobierno, disposición, consumo, análisis e inteligencia) así como la inversión en tecnología es parte de los desafíos que los directivos de TI tienen en estas empresas.

Para Gilberto Olavarrieta, de Egade, las empresas grandes y pequeñas de Latinoamérica y México están aún en camino de explorar las figuras de CIO y las estrategias de transformación digital.

“Sí se han acelerado los procesos con la pandemia, pero hay retos. Las empresas pequeñas son más ágiles y pueden adoptar tecnología más rápidamente, pero no siempre cuentan con la capitalización necesaria, en tanto las empresas grandes pueden tener margen financiero para adoptar estrategias, pero a veces la cultura juega en contra por la resistencia. El mayor reto de una estrategia de transformación es comunicarla adecuadamente”.

Los datos son la base del negocio digital.

Las Sofomes cada vez son más conscientes de la necesidad de gestionar apropiadamente sus datos a través de los Programas Estratégicos de Gobierno de Datos. Una de las aristas más importantes de estos programas, corresponden a la gestión de la calidad de los datos que busca aumentar la confianza y mejorar los niveles de calidad en los activos de información a través de procesos de mejora continua. Para ello, empresas como INFORMATICA han construido tecnologías de clase mundial que permiten gestionar apropiadamente estos ciclos de mejora continua, con herramientas que permiten diagnosticar y monitorear los defectos que pueden presentar los datos, así como establecer reglas de negocio transversales a los procesos, para hacer cumplir las políticas de calidad establecidas a nivel central.

Trabajar en una estrategia de incorporación y adopción de tecnologías de clase mundial, financieramente viable, en los sistemas de las Sofomes, no solo permite atender estos retos, sino disminuir sus costos operativos con soluciones que faciliten una visión única y fidedigna de los datos críticos para el negocio a partir de información dispar, duplicada y contradictoria en múltiples sistemas fuentes, y con plataformas 100% digital para brindar sus propios préstamos a fin de facilitar el acceso de su público objetivo a los servicios financieros que prestan, de una forma ágil, eficiente, segura y amigable a sus usuarios.

Las Sofomes deben acelerar la transformación digital, de los distintos procesos comerciales, regulatorios, financieros-contables, con una base sólida y confiable sobre el activo más significativo para la transformación, los datos, que permita contar con una vista unificada y gobernada del negocio.

Si quiere conocer cómo podemos ayudarles, contácteme ehernandez@bdconsultores.com


Como siempre me gusta dejar más información útil para mis lectores, a continuación, les comparto un documento interesante sobre el tema de la calidad de datos:

Impulse el negocio con un catálogo de datos, clic aquí

El primer paso para gestionar los datos como un activo empresarial consiste en hacer un inventario, evaluar su utilidad y maximizar su uso, tal como se haría con cualquier otra inversión de fondos o gasto de explotación de elevada cuantía. Como los datos son diversos y están repartidos por multitud de departamentos, ubicaciones, sistemas y plataformas (en el entorno local o en el cloud), supone todo un reto saber con exactitud qué datos obran en su poder, más aún en el mundo del Big Data.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.